domingo, 29 de diciembre de 2013

NOSOTRAS










NOSOTRAS



Quedaron tan lejos
aquellos tiempos en que todo nos unía
y éramos la misma voz 
resonando por los rincones,
canturreando bajito una canción
solo para nosotras.
Éramos un par de manos-pájaros
inquietas siempre volando
a un cielo único,
intentando alcanzar los conejos blancos
que se escondían mágicos tras las nubes
para después perseguir mariposas
entre el verdor del pasto
porque todas ansiábamos 
quedarnos con esos colores.
El futuro parecía uno en aquel entonces
y nunca pensábamos en eso.
Pero el presente se fue haciendo corto,
las horas nos empezaron a abandonar
cada vez con más prisa
y el pasado se fue haciendo largo,
mezclando los atajos con caminos
en una geografía dudosa y desconocida.
Hoy una anda por allá,
otra por acá y quizá alguna haya muerto
y todavía ni nos enteramos.
Aún así nos une la certeza
de que todas seguimos habitando
al amparo de este mismo cuerpo terrenal.



Eve V.Gauna Piragine

viernes, 27 de diciembre de 2013

PALABRAS DEL AGUA DE UN FRANKENSTEIN









PALABRAS DEL AGUA DE UN FRANKENSTEIN



Estoy escribiendo con mi aliento
en los pétalos de todas las flores
se enterará el rocío a la mañana 
entonces el murmullo del agua
al llegarse hasta tus oídos 
irá a contarte estos secretos
que nacieron por capricho del destino.
Existe un alma cincelada por tormentos
en un cuerpo sufrido aprisionada
que conoció el delirio del deseo
con tan solo reflejarse en tu mirada.
Que en la locura de las noches te soñó 
encontrándote en la amarga potestad
de las sombras y sus miedos tenebrosos
y te vió surgir de todas ellas 
como si fueras vida en llamaradas
derramándote a raudales generosos
desde la esencia misma de las lámparas,
Que te amó más allá del amor
traspasando los límites de lo humano
y aceptó sin dudar ni temer
el desahucio de querer de esta manera
ofrendando como tributo a tu ser
lo poco que quedaba de lo que era.
Al escuchar del agua estas palabras
pensarás que fueron meras fantasías
nacidas de una confusión febril
o del sentir martirizado de un corazón
huraño refugiado en cobardías. 
Pero no llegarás a entender
que quién te está amando
lleva en la piel las heridas
de las astillas horrendas del pasado
y carga los maderos y los clavos
en un vano intento de pagar
aún a conciencia de saber 
que estas deudas tiranas 
que pesan en su espalda
rinden cuenta sobre sus errores
a la muerte y no ante los hombres.
He tenido que rearmar tantas veces 
mis pedazos muertos, mutilados
que hoy solo verías en lo que soy
la versión de un Frankenstein grotesco.
Pero ya ves, hasta un monstruo puede amar
y dejarte el intento de un poema 
entre los pétalos de las flores y sus mieles,
esperando que el agua, mañana te lo cuente.



Eve V.Gauna Piragine

sábado, 14 de diciembre de 2013

DONDE DUERME EL NEGRO













DONDE DUERME EL NEGRO




Me oculté en este rincón
hace tanto tiempo
como un animal
receloso del mundo
lamiéndome las heridas
que sabía que nunca
iban a curar.
Sangrando pasados
mientras las venas
se me secaban
y el corazón 
arrodillado
imploraba un poco 
de nueva sangre 
para seguir latiendo.
En este rincón
sin puertas ni ventanas
nunca entró el sol
y hasta la noche 
es un invento
enfermo inacabable
sin lunas ni estrellas
porque no tengo un cielo 
sino el lugar
donde duerme el negro.




Eve V.Gauna Piragine








viernes, 13 de diciembre de 2013

EL MURO








EL MURO



Y de repente 
se corporizó la verdad 
vertical y absoluta,
como un silencio,
en este muro infranqueable,
colosal y duro,
donde las pocas palabras 
que nos quedaron
por pronunciar
se estrellaron contra él
y regresaron 
como el eco burlón del tiempo 
y sus circunstancias.
Este muro emergente
entre nosotros
es un monstruo de cristal
a través del cual
ya no nos vemos 
como éramos
ni como nos recordábamos
y mucho menos
como soñábamos vernos
en el futuro.
Este muro es el ojo
implacable de la realidad.
No esa realidad
a la que estábamos 
tan acostumbrados,
que se nos grabó inalterable
y la recreábamos a diario,
de memoria sin pensar
casi como un rito cotidiano.
Sino la verdadera realidad,
la que fue cambiando
y preferimos ignorar,
para no enterarnos
que nosotros
dejábamos de a poco
de ser los mismos.
Mientras, este muro crecía,
hasta que se convirtió 
en un gran cíclope que impide
que sigamos momificando
los restos del amor.



Eve V.Gauna Piragine

Animation By: George Redhawk /
 DarkAngelOne

VERSOS A TUS BESOS
















VERSOS A TUS BESOS





Un beso tuyo
y los mares 
quedan estáticos
el mundo se sintetiza 
en este punto
los pájaros 
se tornan mudos.
Un beso tuyo
y mi sangre estalla 
en mariposas incansables
aleteando por mis venas 
envaneciendo la urgencia
que me generan tus labios.
Porque un beso tuyo
y los mares 
quedan  estáticos
el mundo se sintetiza 
en este punto
y los pájaros 
se tornan mudos.




Eve V.Gauna Piragine


viernes, 6 de diciembre de 2013

ANATOMÍA










   ANATOMÍA



Tengo un filo viejo
oxidado y sucio
incrustado
en la mano derecha,
es un silencio blasfemo
enfermo hasta lo absurdo.
En la otra mano
se me enraizó 
un grito hambriento
que está nutriéndose 
de mis venas
y convulsiona de pánico
ante la vergüenza
de ser descubierto.
En la frente 
llevo tatuado un mapa
de geografías accidentadas
donde se amotinan los recuerdos
incendiándome las sienes
con sus reclamos
al tiempo que mis ideas
una a una van cayendo
hasta que no son más
que un despojo
vicioso y circular.
Amarga es naturaleza humana
y su fugacidad
con todos sus deseos y sueños.
Pero el alma cuando comulga
con el cuerpo
beben del mismo vino 
en la copa de los sueños y del deseo
aún sabiendo lo amargo 
del sabor de despertar.
Por eso esta noche
como otras tantas
voy sangrando lo que soy
por el costado izquierdo
para bebérmelo 
no sin antes brindar.


Eve V.Gauna Piragine

miércoles, 4 de diciembre de 2013

VELO OCEÁNICO








VELO OCEÁNICO



La memoria
ese velo corrosivo
que envuelve el alma.
Desde él nos miran
nuestros muertos
tan ajenos al tacto
prohibidos a las caricias
imposibles al beso 
vedados a un último abrazo.
Los recuerdos
ese océano impredecible
que nos balancea
entre una lágrima contenida
por llorada
y el tonto mohín de una sonrisa
que es el sello indeleble
donde plasmamos esos instantes
en que llegamos a ser felices.


Ese velo oceánico
cada momento crece inexorablemente
tragándose los días
los meses los años.
Los recuerdos y la memoria  
son los silenciosos ojos del tiempo
mirándonos de soslayo
mientras nos va devorando.



Eve V.Gauna Piragine