martes, 13 de marzo de 2012

NO ME ESCUCHAS



 







NO ME ESCUCHAS



 


Mi voz emerge
 de la nocturna melodía
 de los grillos
 acariciando la espera
 para poder ser música
 en tus oídos.
 Mi voz pretende ovillarse
 en una semilla
 que germine
 en una vibración cósmica
 y así,
 llenarte de silvestrías
 el alma.
 Aún no me escuchas.
 A pesar del vacío
 habitado de frías
 indiferencias
 la calma de mis palabras
 continúa intentando
 superar el desgano.
 Mis manos, ciegas
 a toda distancia
 siempre buscan tus manos
 mientras que tu existencia
 se desgrana lenta
 en una repetición rígida
 de días donde no estoy.
 Mis labios incansables
 te siguen hablando...
 a pesar de saber
 que aún no me escuchas.





Eve V.Gauna Piragine