domingo, 1 de abril de 2012

DESARTICULANDO LA PERSPECTIVA

















 


DESARTICULANDO LA PERSPECTIVA








Salgo a la calle
me desperezo con ganas
y comienzo a caminar.
Entre mis dedos
humean despreocupadas,
casi con descaro,
las horas
de otra madrugada.
Aspiro profundo
hasta llenarme los pulmones
con las luces de mi ciudad.
Entonces me encuentro
con un cielo ausente,
simplemente no está.
Lo edificios
insisten en tocarse
confabulados entre ellos
y sin ningún dejo
de remordimiento
me han robado el cielo.
Desesperadamente
rebusco
en mis míseros bolsillos
hasta hallar tus ojos
y en tu mirada
encuentro otro cielo.
Las baldosas de la vereda
me sonríen con complicidad.
Continúo caminando
mientras mis pasos
casi desarticulados
por algún motivo
me acompañan.





Eve V.Gauna Piragine