viernes, 24 de mayo de 2013

A UN RINCÓN DE TU MEMORIA





A UN RINCÓN DE TU MEMORIA



Escríbeme en tus ojos
del frío de mis manos
que ayer se dieron en caricias
hasta que fueron invierno.
Rumoréame en tu boca
como el viento

azotando arboles
en inexistentes idiomas
arrebatando palabras y hojas.
No me olvides lentamente,
me aterran las enredaderas
del olvido.
Déjame estar en el vidrio
cuando golpea la lluvia,
posándome en el sueño
de la gota que se siente perla
al brillar un instante.
Déjame ser aún
el motivo breve de un recuerdo
que roza apenas
perceptible tu frente.
Pero no me dejes del todo,
déjame ser huella
sin llegar a ser herida ni cicatriz,
no me borres del todo.
Encuéntrame presente
como el eco del grito
que llega a ti
ya sin ser grito.
Delinéame en tus pasos
como el sendero
que el remanso del tiempo
esfumó del paisaje.
No me olvides del todo.



Eve V.Gauna Piragine