sábado, 22 de marzo de 2014

DE TODOS Y DE NADIE







DE TODOS Y DE NADIE


De nuevo se presenta ella
con sus ojos profundamente oscuros
son fosas vacías llenas de muertes
donde yacen los huesos
desintegrados de los días.
No queda nada de ellos.
Amiga de siempre
amante incondicional eterna
se extiende como un lagarto
a lo largo y a lo ancho
habitando los espacios y en confianza
se va acomodando para quedarse
como de costumbre, un rato
que a veces parece infinito
y otras en cambio, un manojo tacaño
de tiempo que se escabulle entre los dedos. 
Su lengua inquieta y muda
penetra en todos los poros del aire.
Ramera hija de los excesos
hermana gemela de la luz
en su versión negra donde se mecen
entre sus senos los secretos del alma
en esos momentos de fuerzas y flaquezas
guardiana de lágrimas y goces
testigo de lo prohibido y lo permitido
viciosa prostituta de vicios ajenos.
Diosa que a capricho convoca
a sus pies ángeles o demonios.
Dulce inconsciencia que se ofrece 
a descansar la conciencia.
Es ella, esa criatura misteriosa
a la que llamamos noche.


Eve V.Gauna Piragine


lunes, 17 de marzo de 2014

SUPUESTOS BLASFEMOS








SUPUESTOS BLASFEMOS



Y sí es el cuerpo el que habita
dentro del alma?
Y sí Dios no creó al hombre
sino que el hombre creó a Dios
a su imagen y semejanza
y besando su mismo reflejo
boca contra propia boca
le proveyó de su aliento?
Y sí el bien y el mal existen
solo en la naturaleza humana?
Entonces el hombre sería 
el único y mismísimo Diablo
en el plano material,
nuestro lado de maldad 
en una realidad palpable.
Dios en el plano de la idea
simbolizaría en su existencia
el batallar insistente
de nuestro lado de bien.
Qué mordacidad suponer
que el Diablo creó a Dios...
Pero por qué?
Para ser menos Diablo 
y más Humano.


Eve V.Gauna Piragine

miércoles, 12 de marzo de 2014

CONJURO ENTRE PAREDES








CONJURO ENTRE PAREDES



En estas cuatro paredes
construídas con ausencias
de dioses, con arañazos
de demonios, con muertes
de a pedazos
con lágrimas de sueños
arrodilladas
ante los pies de las pesadillas
cada ladrillo es una soledad hueca 
dormido sobre las ruinas húmedas
de innumerables carencias
consumidas de tiempo
hasta ser mínimas, insignificantes 
hasta ser nada.
Acá el arraigo y el desarraigo
se adormecieron entre las plumas 
del ala de un ángel caído, maldito 
por rebelde o simplemente
por ser más humano que ángel.
Dentro de estas cuatro paredes
las horas conocen de memoria
como transmutar el hambre en humo
el frío en abrigo de verbos
el recuerdo en visible y palpable
el dolor en costumbre que ya no duele.
Afuera las hienas ríen
dibujando el paisaje en crudo
sobre un horizonte de dientes
pero por dentro de estas paredes
existe un conjuro fluyendo en la sangre
de lo que queda de un cuerpo
que decapitó su alma 
para mantener fuera lo de afuera
protegiendo lo de adentro
y para poseer el digno placer
de escupir sus propios huesos
contra la hipócrita cara del mundo.


Eve V.Gauna Piragine