lunes, 8 de octubre de 2012

PLENAMENTE




PLENAMENTE


Convierte tus horas
en un día vivido,
deja de postergar la vida
porque el tiempo se escurre,
imperceptible, entre tus dedos.
Renuévate desde adentro
en cada instante respirado
en vez de ahogarte en momentos.
Despréndete de la muerte
que te vigila escondida
desde el hastío, desde el tedio,
y se relame
en la resignada tolerancia
a las costumbres
que envejecen las ganas,
matando lo diferente
antes de que nazca.
Desea menos de lo indispensable
para llegar a ser consciente
que posees más de lo necesario,
mucho más de lo que crees.
Entiende
que no sirve la risa
cuando es tomada prestada
de un par de copas
que no llegan a aplacar
tu sed de alegría,
que durmiendo un sueño
inducido con pastillas
la capacidad de soñar
de a poco se pierde.
Vuelve a sentir
quien eres, lo que quieres,
no reniegues de tus sueños,
déjalos retorcerse en tus venas
mientras tu sangre te recorre
roja y caliente.
Convierte tu día
en un resumen de vida
y vívelo plenamente.



Eve V.Gauna Piragine