sábado, 3 de noviembre de 2012

HORAS CIRCULARES






  HORAS CIRCULARES



Son tus ojos los causantes
de estas horas circulares
incansables en vigilias
donde vuelven
tus besos en el aire
con cierta fragancia
envejecida
de faltas y esperanzas,
entonces
tu mirada se despabila
en las manos adormecidas
de mi memoria.
Terminar de amarte
es comenzar a amarte
con las fuerzas necesarias
para romper el olvido,
trizar las distancias,
doblegar las sombras
hasta que de rodillas
se enjuguen el llanto
antes de que puedan
de nuevo levantarse.
Tu nombre
es murmullo irrenunciable
donde el poema
embiste y arrebata,
no quiero pero espero
 y cuando llegas
el recuerdo se retuerce

en la noche
embriagada de nostalgias.


Eve V.Gauna Piragine