lunes, 12 de noviembre de 2012

RENUNCIAMIENTOS

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
RENUNCIAMIENTOS
 
 
 
 
 

Renuncié a ti
 cada día
 que mis ojos
se abrieron
 aceptando no verte.
 Renuncié a ti
 cada noche
 que mis ojos
 se cerraron
 esperando no soñarte.
 He renunciado a ti
 tantas veces,
 innumerables,
 hirientes.
 Sin embargo
 el dolor no se aleja
 y tu recuerdo
 aún me retiene.
 Una parte mía
 sigue siendo tuya,
 Sé que cuando te olvide
 habré renunciado
 a lo que soy...
 a lo que fui.
 
 
 
 
 
Eve V.Gauna Piragine