viernes, 27 de diciembre de 2013

PALABRAS DEL AGUA DE UN FRANKENSTEIN









PALABRAS DEL AGUA DE UN FRANKENSTEIN



Estoy escribiendo con mi aliento
en los pétalos de todas las flores
lo leerá el rocío de la mañana 
entonces el murmullo del agua
al llegarse hasta tus oídos 
irá a contarte estos secretos
que nacieron por capricho del destino.
Existe un alma cincelada por tormentos
en un cuerpo sufrido aprisionada
que conoció el delirio del deseo
con tan solo reflejarse en tu mirada.
Que en la locura de las noches te soñó 
encontrándote en la amarga potestad
de las sombras y sus miedos tenebrosos
y te vió surgir de todas ellas 
como si fueras vida en llamaradas
derramándote a raudales generosos
desde la esencia misma de las lámparas,
Que te amó más allá del amor
traspasando los límites de lo humano
y aceptó sin dudar ni temer
el desahucio de querer de esta manera
ofrendando como tributo a tu ser
lo poco que quedaba de lo que era.
Al escuchar del agua estas palabras
pensarás que son meras fantasías
nacidas de una confusión febril
o del sentir martirizado de un corazón
huraño refugiado en cobardías. 
No llegarás a entender
que quién te está amando
lleva en la piel las heridas
de las astillas horrendas del pasado
y carga los maderos y los clavos
en un vano intento de pagar
aún a conciencia de saber 
que estas deudas tiranas 
que pesan en su espalda
rinden cuenta sobre sus errores
a la muerte y ante Dios
 no ante los hombres.

He tenido que rearmar tantas veces 
mis pedazos muertos, mutilados
que hoy solo verías en lo que soy
la versión de un Frankenstein grotesco.
Pero ya ves, hasta un monstruo puede amar
y dejarte el intento de un poema 
entre los pétalos de las flores y sus mieles,
esperando que el agua, mañana te lo cuente.



Eve V.Gauna Piragine