miércoles, 4 de diciembre de 2013

VELO OCEÁNICO








VELO OCEÁNICO



La memoria
ese velo corrosivo
que envuelve el alma.
Desde él nos miran
nuestros muertos
tan ajenos al tacto
prohibidos a las caricias
imposibles al beso 
vedados a un último abrazo.
Los recuerdos
ese océano impredecible
que nos balancea
entre una lágrima contenida
por llorada
y el tonto mohín de una sonrisa
que es el sello indeleble
donde plasmamos esos instantes
en que llegamos a ser felices.


Ese velo oceánico
cada momento crece inexorablemente
tragándose los días
los meses los años.
Los recuerdos y la memoria  
son los silenciosos ojos del tiempo
mirándonos de soslayo
mientras nos va devorando.



Eve V.Gauna Piragine