viernes, 16 de mayo de 2014

HACIA EL REGRESO







HACIA EL REGRESO



Desintegrarme 
hasta no ser más
que un puñado de átomos
dispersos en el aire.
Y aún menos.
Abandonar esta efímera
fugacidad del cuerpo y su caducidad
en busca de la perfección del alma. 
Pulverizar este esqueleto
en el viaje de regreso al origen 
a lo primordial del polvo 
de las estrellas
hallar el descanso cósmico
de lo individual, de la carne
y su memoria.
Evaporarme desde la descomposición
de la materia
en ese alimentar gusanos
que nunca serán mariposas
pero paradójicamente
darán nacimiento a mis alas.
Formar parte del todo
sin conciencia de la nada.
Ya libre del tiempo
y libre de mi.
Ese plano donde la eternidad
no existe porque 
no se inventaron las palabras.



Eve V.Gauna Piragine