viernes, 5 de agosto de 2011

Epifanías Silenciosas





Epifanías Silenciosas



Mi mirada cansada
te dibuja en la pesada
oscuridad, tan filosa,
tan aguda, que penetra
en mi carne y anida
en mis huesos.
Mis manos, húmedas
de tiempo, se tienden
desnudas hacia las tuyas
y gritan rompiendo
el silencio, pero
el silencio renace
en otros silencios...
En mi mente rebusco el recuerdo
de lo que aún no ha sido,
de lo que aún no hemos sentido,
epifanía renegada de un amor
todavía no vivido
perteneciente al mañana
y que el pasado nos ata
a no vivirlo.
Te pienso y un leve
suspiro escapa de mi boca
rozando mis labios.
Tiene tu sabor...
y presiento que te amo.
    

 Eve V.Gauna Piragine